Plan para la reducción de riesgo de desastres en la cuenca del Colorado

Comparte

Se trata de un conjunto de herramientas que se implementarán en las localidades de Barrancas, Buta Ranquil, Rincón de los Sauces y Octavio Pico para fortalecer la prevención y los mecanismos de respuesta ante las amenazas hidrometeorológicas presentes en la Cuenca del Río Colorado.

La Secretaría del COPADE concluyó el Plan de Reducción de Riesgos de Desastres (RRD), una estrategia elaborada junto a los gobiernos locales de Barrancas, Buta Ranquil, Rincón de los Sauces y Octavio Pico. El trabajo fue realizado con la colaboración de la Dirección Provincial de Recursos Hídricos, la Subsecretaría de Defensa Civil y Protección Ciudadana y la Subsecretaría de Discapacidad.

La reducción del riesgo de desastres constituye un enfoque novedoso dirigido a evitar y mitigar el riesgo de desastres mediante el análisis y la gestión de sus factores causales. La estrategia incluye la reducción del grado de exposición a las amenazas, la disminución de la vulnerabilidad de la población y el mejoramiento de la preparación ante los eventos adversos.

El organismo provincial de Planificación remitió a las autoridades municipales las conclusiones de la fase diagnóstico-propositiva de este plan, que incluyen un mapeo de amenazas y escenarios de riesgo a partir del relevamiento llevado adelante por la Dirección Provincial de Planificación Territorial de la Secretaría del COPADE en cada una de las localidades de la Cuenca del Colorado.

A partir de este momento se inicia la nueva etapa del Plan de Reducción de Riesgos de Desastre que incluirá la implementación de acciones concretas en el territorio. La ejecución coordinada entre distintos organismos del gobierno provincial y municipios de estas políticas permitirán adoptar medidas preventivas frente al riesgo climático y ambiental.

La Directora Provincial de Planificación Territorial, Daniela Torrisi, detalló que en primer lugar, se procederá a la confección de mapas de riesgo con la comunidad y a la conformación de los comité de emergencia locales.

“También se llevarán adelante tareas de difusión en las localidades acerca de los riesgos de cada comunidad y de la forma de responder ante una emergencia, las cuales incluirán la organización de simulacros. Asimismo, se avanzará en la creación de redes locales de voluntarias y voluntarios”, informó Torrisi.

La implementación del programa estará a cargo de un equipo provincial conformado por representantes de los municipios y de los organismos provinciales que acompañará activamente a los gobiernos locales en la tarea de llevar al territorio estas acciones que se espera ayuden a garantizar mejores condiciones de seguridad de la población y a proteger el patrimonio económico, social, ambiental y cultural.

También te puede gustar...